"Te he dejado en el sillón las pinturas y una historia en blanco... No hay principio ni final, sólo lo que quieras ir contando...
Y al respirar, intenta ser quien ponga el aire que al inhalar te traiga el mundo de esta parte..."
Vetusta Morla - Al respirar

miércoles, 28 de octubre de 2009

Glamourosa Desobediencia

Un poco de difusión para estas genialidades de EXGAE (asesoría jurídica para defender a la ciudadanía de las entidades de gestión y de los lobbies de la industria cultural)

Porque hay alternativas, porque somos más, porque tenemos razón, y porque como dicen desde EXGAE, su negocio no es nuestra cultura, el 29 de octubre, a las 21:oo h., en la Sala Apolo, Barcelona:

"Oxcars 2009, el mayor evento de cultura libre de todos los tiempos"

Como parte del Free Culture Forum de Barcelona. Quien tenga la suerte de estar por allí cerca, que no desperdicie la oportunidad.
Eva

Más info:
http://oxcars09.exgae.net/
http://fcforum.net/es/
http://exgae.net/
http://twitter.com/EXGAE
http://www.publico.es/ciencias/264532/foro/barcelona/futuro/red/free/culture/forum/oxcars

jueves, 22 de octubre de 2009

El milagro de P. Tinto

El milagro de P. Tinto (Javier Fesser, 1998) Me reencontré hace unos días con esta genial película de humor surrealista. Desde mi punto de vista tremendamente infravalorada, El milagro de P. Tinto rompe todos los típicos tópicos del cine español para convertirse en una de las propuestas más innovadoras y desternillantes del cine de humor internacional. Como ejemplo, aquí tenéis una de esas escenas que me dan dolor de tripa.
Eva

martes, 20 de octubre de 2009

Regalo libro de Eduard Punset

Más concretamente su título "El viaje al amor" (2007). Eduard Punset, abogado, economista y sobre todo dueño de una inquieta mente, ha redactado un ensayo científico dedicado al amor universal terriblemente cojo. Tan cojo que me escuecen los euros invertidos en el librito. Y es que no puedo perdonarle a un señor en tantas otras ocasiones tan riguroso un par de graves "deslices":

1- ¿Por qué pasa al menos un tercio del libro mencionando el amor cuando realmente quiere decir sexo?

2- ¿Cómo es posible que en un ensayo sobre el amor reluzca por su ausencia la perspectiva de género? ¡Ni siquiera distingue los conceptos de sexo y género!

3- ¿En qué estaba pensando Eduard cuando olvidó de manera rotunda realizar un análisis decente del fenómeno de la dependencia emocional?

4- ¿Es riguroso dedicar un capítulo entero (con nombre "La fórmula del amor") a la explicación del desarrollo estadístico de una encuesta (usando jerga tipo análisis cluster, discriminante, de proximidad), que asegura ser instrumento de medida de la capacidad de amar de la persona encuestada, y cuya fuente es Coca-Cola?

5- Y como colofón, autobombo, y demostración de la ridiculez que puede suponer este ensayo de divulgación, aquí os arrojo mis resultados de la susodicha encuesta:


"Puntuación igual o mayor de 76: significa que, en general, usted es una persona capaz de establecer vínculos afectivos estables y sólidos, a quien no asustan los compromisos, que disfruta relacionándose con los demás, que tiene o es capaz de mantener una relación de pareja madura basada en el respeto, la comprensión, el compromiso y la pasión. Que no se arredra ante las dificultades, que cuando cae se levanta y no mira atrás. Usted sabe que casi todo en la vida tiene un lado bueno, lo cual no significa, necesariamente, que la vida le sonría, pero usted sí sonríe a la vida. Es un individuo con curiosidad intelectual, con sentido del humor y con una autoestima bien establecida, que sabe valorarse y que, posiblemente, es valorado, sin que ello implique estar centrado en uno mismo, al revés, usted es sensible a los problemas o dificultades de los demás. Posiblemente, usted sea la pareja y/o el amigo que todos desearíamos tener."

Ejem, ¡¡¡pues ya estoy esperando que me contraten los de Coca-Cola!!!
Eva

miércoles, 14 de octubre de 2009

Anorexia

¿Qué extraña relación lucrativa tiene Amancio Ortega con las clínicas de estética y los comerciantes de la ingravidez? Stradivarius, Madrid, octubre de 2009: una chica como yo, que ni soy tan grandota ni estoy tan gorda, no consigue entrar en unos vaqueros talla 38 cuando en su armario cuelgan varios de esta talla y de esta misma tienda. Y lo que es aún más asombroso: la tienda está repleta de vaqueros talla 32 y 34, no me entra en la cabeza qué clase de sílfides mantienen los ingresos de esta franquicia. Alienación, alienación, alienación. Me miro al espejo con los vaqueros a medio subir, me observo cuidadosamente, miro a mi alrededor ¡y no! ¡no seré una más que pase hambrunas voluntarias por entrar en un molde psicótico! Como dirían los de Extremoduro, ¡iros todos a tomar por culo! Prefiero gastarme el dinero en un curso de corte y confección que en aumentar los ingresos de este señor responsable de tanta ansiedad, depresión y muerte. Porque hago memoria cuando lanzo una estimación que no anda muy desencaminada: no creo que el porcentaje de chicas a partir de los 13 años que no sufra o haya sufrido un desorden alimentario supere el 5%... porque no todo es anorexia ni bulimia, porque las etiquetas del DSM meten en un cajón de sastre los Trastornos de Alimentación No Especificados, que sin ser de menor gravedad pasan inadvertidos para la sociedad. Y lo peor no es la etiqueta, es la infelicidad y frustración constante que conlleva toda esta manipulación mediática. Todo por dinero, como siempre. Pues doy fe de que peso 10 kilos más que hace 10 años, y me arriesgo a decir que además los tíos se giran más por la calle a mi paso que por aquellos tiempos, aunque el porqué de ésto no es difícil de inferir: simplemente, ya no me transparento.
Eva
Calle de la Chinchilla, entre Callao, Sol y Gran Vía

martes, 13 de octubre de 2009

jueves, 8 de octubre de 2009

Lo que nos queda

Mis sábanas con aforo limitado son exigentes. Puede que incluso snobs. Mis sábanas con aforo limitado son cómplices de sueños, vínculos y magia. De ahí tanto elitismo, para ellas cualquiera no lo vale. Mis sábanas con aforo limitado se cuidan bien el tacto y las distancias. Lo sufren en silencio, en gritos ahogados, lágrimas marchitas, caricias solitarias. Mis sábanas con aforo limitado notan tu ausencia. No aceptan sucedáneos. Y te añoran, porque te quedaste su pase VIP. Ése que dejaste, por dejadez o por cobardía, olvidado en el fondo de un cajón desierto. Aquél que guarda todo lo que pudo ser y nunca fue.
Eva

domingo, 4 de octubre de 2009

Luz


Debo escuchar otra vez la guitarra del barrio
y recorrer mi ciudad para reconocerla.
Debo volverme a encantar como supe de niño
y despertar como un dios que alargara la siesta.

Debo leer en el mar la lección de lo inmenso
y renombrar el color que la vida me enseña.
Debo saber respirar un oxígeno fresco
y regresar a ese sol que contigo me espera.

Debo aprender que mañana es un mundo habitable,
lleno de instantes, promesas y besos y sueños.
Debo encontrar la semilla del hijo y del padre.
Debo bañarme otra vez en el claro deseo,
en el hondo deseo.

Debo ponerme a brillar con la luna entreabierta
y recostarme en la paz que humedece tu abrigo.
Debo saberle cantar a una noche tan nueva
como aquella que una vez estrenaras conmigo.

Silvio Rodríguez