"Te he dejado en el sillón las pinturas y una historia en blanco... No hay principio ni final, sólo lo que quieras ir contando...
Y al respirar, intenta ser quien ponga el aire que al inhalar te traiga el mundo de esta parte..."
Vetusta Morla - Al respirar

jueves, 31 de diciembre de 2009

Volver

"(...) Hilos argumentales cojos, cojeras formando puzzles, puzzles formando mapas. (...)"
Eva Danaus

"Pesan más que mi equipaje
el dolor y la tristeza,
el porqué de este viaje"

Family


Volver al refugio.
Tener suerte de tener refugio.
¿Tener? Pertenecer a un refugio.
¿Estar? Ser de un refugio.

Sentirse afortunada
a pesar de saberse
necesitada de amparo.
Eva

Imagen del maravilloso artista gráfico Gervasio Troche, extraída de su blog, http://portroche.blogspot.com/

Family - El mapa

sábado, 26 de diciembre de 2009

Ésta era mi Alanis

viernes, 25 de diciembre de 2009

La lista de Sinde

Por la cultura libre, copio y pego esta campaña, es de suma importancia que añadáis vuestras páginas web, blogs, fotologs, spaces, o cualquier espacio virtual que regentéis a esta lista de autoinculpación antes del día 30 de diciembre de 2009. Podemos y debemos hacer presión, es un pequeño gesto y no se tarda nada.
Eva
No os voy a felicitar la navidad,

Esta carta es para pediros ayuda para una campaña de desobediencia digital que busca bloquear la nueva ley que se discutirá en consejo de Ministros el día 30, aprovechando la confusión y “felicidad” navideña. La ley permitirá que una comisión del Ministerio de Cultura (formada por “expertos”) pueda cerrar cualquier página web SIN orden judicial, por supuesto delito (o incitación) contra la propiedad intelectual.

Nuestra campaña consisten en autoinculparnos poniendo un buscador de enlaces en nuestras web, y suscribiéndonos en esta página: http://lalistadesinde.net.

Allí está toda la campaña explicada, es muy fácil y sencillo (son 3 minutos). Os pido que suméis vuestras web a la lista de desobedientes (si no lo habéis hecho ya) y que lo comentéis por ahí… nos queda poco tiempo.

Ahora sí… feliz navidad! ;-)

Fuente:

http://softwarelibre.deusto.es/la-lista-de-sinde/

lunes, 21 de diciembre de 2009

"(...) Es frecuente que los niños tomen abiertamente ese camino hacia el conocimiento. El niño desarma algo, lo deshace para conocerlo; o destroza un animal; cruelmente arranca las alas de una mariposa para conocerla, para obligarla a revelar su secreto. La crueldad misma está motivada por algo más profundo: el deseo de conocer el secreto de las cosas y de la vida.

Otro camino para conocer "el secreto" es el amor. El amor es la penetración activa en la otra persona, en la que la unión satisface mi deseo de conocer. En el acto de fusión, te conozco, me conozco a mí mismo, conozco a todos -y no "conozco" nada-. Conozco de la única manera en que el conocimiento de lo que está vivo le es posible al hombre -por la experiencia de la unión- no mediante algún conocimiento proporcionado por nuestro pensamiento. El sadismo está motivado por el deseo de conocer el secreto, y, sin embargo, permanezco tan ignorante como antes. He destrozado completamente al otro ser, y, sin embargo, no he hecho más que separarlo en pedazos. El amor es la única forma de conocimiento, que, en el acto de unión, satisface mi búsqueda. En el acto de amar, de entregarse, en el acto de penetrar en la otra persona, me encuentro a mí mismo, me descubro, nos descubro a ambos, descubro al hombre.

El anhelo de conocernos a nosotros mismos y de conocer a nuestros semejantes fue expresado en el lema délfico: "Conócete a ti mismo." Tal es la fuente primordial de toda psicología. Pero puesto que deseamos conocer todo el hombre, su más profundo secreto, el conocimiento corriente, el que procede sólo del pensamiento, nunca puede satisfacer dicho deseo. Aunque llegáramos a conocernos muchísimo más, nunca alcanzaríamos el fondo. Seguiríamos siendo un enigma para nosotros mismos, y nuestros semejantes seguirían siéndolo para nosotros. La única forma de alcanzar el conocimiento total consiste en el acto de amar: ese acto trasciende el pensamiento, trasciende las palabras. Es una zambullida temeraria en la experiencia de la unión. Sin embargo, el conocimiento del pensamiento, es decir, el conocimiento psicológico, es una condición necesaria para el pleno conocimiento en el acto de amar. Tengo que conocer a la otra persona y a mí mismo objetivamente, para poder ver su realidad, o, más bien, para dejar de lado las ilusiones, mi imagen irracionalmente deformada de ella. Sólo conociendo objetivamente a un ser humano, puedo conocerlo en su esencia última, en el acto de amar.*

(...)

La experiencia de la unión, con el hombre, o, desde un punto de vista religioso, con Dios, no es en modo alguno irracional. Por el contrario, como lo señaló Albert Schweitzer, es la consecuencia del racionalismo, su consecuencia más audaz y radical. Se basa en nuestro conocimiento de las limitaciones fundamentales, y no accidentales, de nuestro conocimiento. Es el conocimiento de que nunca "captaremos" el secreto del hombre y del universo, pero que podemos conocerlos, sin embargo, en el acto de amar. La psicología como ciencia tiene limitaciones, y así como la consecuencia lógica de la teología es el misticismo, así la consecuencia última de la psicología es el amor.

Cuidado, responsabilidad, respeto y conocimiento son mutuamente interdependientes. Constituyen un síndrome de actitudes que se encuentran en la persona madura; esto es, en la persona que desarrolla productivamente sus propios poderes, que sólo desea poseer los que ha ganado con su trabajo, que ha renunciado a los sueños narcisistas de omnisapiencia y omnipotencia, que ha adquirido humildad basada en esa fuerza interior que sólo la genuina actividad productiva puede proporcionar. (...)"

*Esta afirmación tiene una consecuencia importante para el papel de la psicología en la cultura occidental contemporánea. Si bien la gran popularidad de la psicología indica ciertamente interés en el conocimiento del hombre, también descubre la fundamental falta de amor en las relaciones humanas actuales. El conocimiento psicológico conviértese así en un sustituto del conocimiento pleno del acto de amar, en lugar de ser un paso hacia él.

FROMM, Erich (1959). El arte de amar. Barcelona: Paidós

domingo, 20 de diciembre de 2009

Nothing's gonna change my world

Siento algo dentro de mí que me trasciende, te trasciende, trascendental. Es intenso y concentrado, como la luz al final de un túnel. A veces quisiera poder odiarte, la sencillez de un odio sádico que acelerase la llegada de la indiferencia. Pero contra toda lógica, como suele ser usual en los últimos tiempos, me preocupas, me preocupas mucho. Hay algo que me trasciende, algo bueno en mí sin ser mío, que me aferra a este mundo de alguna manera, me arrastra hacia adelante sacando fuerzas, y me recuerda lo pequeña que soy, lo pequeños que somos, microuniversos cotidianos en macrouniversos homólogos-análogos, con la fuerza y el sentido de diminutos engranajes.
The show must go on.
Eva

domingo, 13 de diciembre de 2009

Oi! bihotz



Enkontru bakoitzean jaiotzeagatik,
eta engaina zaitzaten uzteagatik
Oi! bihotz



Por nacer en cada encuentro

y dejarte engañar

Ay! corazón


Globo Rojo

sábado, 12 de diciembre de 2009

Niebla

Las mujeres saben siempre cuándo se las mira, aun sin verlas, y cuándo se las ve, sin mirarlas.
Miguel de Unamuno

cuando pierdas el norte
cuando queden sólo estelas
que se disipan
con el tiempo

inmersión en la niebla
la niebla de origen
esa que te engulle
que se te clava en los huesos
la que te recuerda quién eres
con dolor
y con abrazos
la que te dice en su nada
que no es nada
sino todo
susurra de dónde vienes
te ciega los ojos
y te abre el corazón
la que pone todo
todo en su lugar

cuando se enlaza
con el tiempo

Eva

Cómo librarse del humor de perros de por las mañanas (II)

La musicoterapia existe, y no hace falta hacer un máster para apercibirlo. Os presento "You're gonna miss me" de The 13th floor elevators, con su derroche de rabia, energía y arrojo. Lo justo y necesario para empezar un nuevo frenético día, a pesar de las tormentas.
Eva

sábado, 5 de diciembre de 2009

sólo de mí y de la tormenta

Caminante, son tus huellas
el camino, y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante, no hay camino
sino estelas en la mar.
Antonio Machado

aprender, entre tantas cosas,

...que empeñarse en ayudar a quien no se deja puede precipitar que salgas escaldada...
...que el universo no está en tus manos, aunque te dejes la piel en ello...
...que el miedo es incontrolable, pero tú dominas en cuánto te influye...
...que la valentía nunca garantizó días felices...
...que la mezquindad, desgraciadamente, no es sólo una invención literaria...
...que lo que sólo depende de mí soy precisamente yo...
...aunque la tormenta, siempre, la tormenta, puede complicar las cosas...
Eva

jueves, 3 de diciembre de 2009

Usar y tirar

De repente, se sintió acorralada. Habría atrancado el ascensor sin ningún tipo de duda apenas cinco minutos antes, pero ahora, en ese espacio vagamente familiar, el aire le pesaba en los pulmones. Sintió que se le evaporaba toda esa sensualidad que tantas veces le habían dicho que desprendía, y ni siquiera acertaba a quitarse la ropa con seguridad. Nunca fue de esas que ensayan ante el espejo miradas fulminantes o el modo de mascar el chicle con estilo, su swing era más espontáneo, pero en esos momentos parecía haberse disipado. Mascaba algo raro en el ambiente, sintió presión y poco tacto, fue degenerando en desconfianza y miedo. Terminó abandonándose cosificada, sintiéndose un mero daño colateral de un yo-mí-me-conmigo, olvidando lo que es ser sujeto deseante, consolándose, ilusa de sí, con que quizá la próxima vez sería distinta.
Eva

martes, 1 de diciembre de 2009

Llorar

Ya apenas recordaba las crudas lágrimas.
Sólo las crudas, esas que desgarran,
que carcomen y arden,
que chillan y escupen.
Las que te derrumban,
las que te destruyen,
las que te renuevan.
Van ligadas siempre sin excepción
a las heridas abiertas rociadas
con alcohol puro,
a corazones machacados en el mortero,
a la mentira, al cinismo,
a la crueldad, a la injusticia.
Anoréxicas, abúlicas, anhedónicas...
pero nunca mortales.
Eva