"Te he dejado en el sillón las pinturas y una historia en blanco... No hay principio ni final, sólo lo que quieras ir contando...
Y al respirar, intenta ser quien ponga el aire que al inhalar te traiga el mundo de esta parte..."
Vetusta Morla - Al respirar

jueves, 12 de febrero de 2009

Impertérrita

Media España envuelta en inclemente temporal: El mundo comenzaba a acoger tu despedida, entre la luminosidad de la blancura nívea y la severidad inexpugnable del frío. Tu piel seguía siendo suave y cálida. La vida y la muerte separadas por un insidioso aparato dispensador de morfina. Tus ojos verdes, tu mirada amable. No te dejan abrirlos más. Aprieto tu manita y siento que me escuchas. Te digo por primera vez que te quiero, y aunque sé que las palabras no dicen nada nuevo, las lágrimas me llenan. Y me vacían. Te vas despacio, como si quisieras agotar hasta la última sensación, el último respiro, los últimos besos. Te llamo jabata, pero eres mucho más. Y te llevo conmigo hasta al último destino.
a Florencia
Eva
Tres generaciones de mujeres y Danko, en aquel año de mis jodidos 16

4 comentarios:

  1. De acuerdo, pero lo más grande de este post no es esa canción perfecta, es la persona a la que está dedicado

    ResponderEliminar
  2. con este post me entra el catéter en la carne de tu dolor y, a la vez, me inundas de belleza. gracias.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ti por sentirlo, por dejar que traspase algo más allá de la pantalla, y por tus palabras-bálsamo

    ResponderEliminar